Suscríbase en su e-mail

viernes, 15 de mayo de 2020

MI DECISIÓN DEBE SER RESPETADA. SEMANA DEL PARTO RESPETADO 2020

El término "parto respetado" o "parto humanizado" hace referencia al respeto por los derechos de las madres, los niños, las niñas y sus familias en el momento del nacimiento.  Promueve el respeto a las particularidades de cada familia (etnia, religión, nacionalidad), acompañándola a través de la toma de decisiones seguras e informadas.

Uno de los antecedentes más importantes fueron los aportes del Dr. Roberto Caldeyro Barcia, Presidente de la FIGO-Federación Internacional de las Sociedades de Ginecología y Obstetricia. Tres veces nominado Premio Nobel de Medicina. Presenta en 1979, en Japón, el trabajo de su equipo el CLAP –Centro Latino Americano de Perinatología, donde expone sobre: “Bases Fisiológicas y Psicológicas Para el Manejo Humanizado del Parto Normal”, “Recientes adelantos en Medicina Perinatal”. Allí demuestra la importancia de respetar los tiempos biológicos de un parto normal, y las complicaciones para la madre y el hijo de utilizar de rutina oxitocina y la posición acostada para el parto. 

En la Argentina, la Ley 25.929 sancionada y promulgada en 2004, fue reglamentada en 2015. Defiende los derechos de las madres, los recién nacidos/as y sus familias durante todo el proceso del nacimiento, detallando los distintos derechos que deben garantizarse
Uno de los mejores augurios que se le puede brindar a un bebe por nacer es el haber transitado una gestación amorosamente acompañada por sus afectos y por el equipo de salud, esperando los tiempos naturales del parto en cuyo inicio, la señal de “estoy listo” junto a otros factores implicados en la maduración desencadenen una cascada de hormonas y emociones que conecten profundamente a la mujer-madre consigo misma y con el hijo por nacer. 
Nada queda librado al azar, cuerpos y emociones sostienen todo el proceso. Hormonas y emociones… los tiempos biológicos, se conectan sincrónicamente para iniciar al trabajo de parto, “trabajo” que es sin dudas, tanto para la mujer como para su bebe. Las hormonas (estrógenos, progesterona, oxitocina, relaxina, endorfinas, prolactina  entre otras) producidas durante la gestación, el parto y el post parto actúan en distintos tiempos para lograr los mejores resultados para el binomio madre - hijo. 
Una madre nunca va a olvidar su forma de parir. 

El parto es una de las experiencias más preciadas de la humanidad, que experimenta una mujer. Una mujer en trabajo de parto pide que su decisión sea respetada, cuando reclama su derecho a vivir el parto como un acontecimiento único, digno de ser vivido de la forma más gozosa y plena posible. Recordemos las recomendaciones de la OMS (1985) sobre el nacimiento y su revisión del proceso de “normalización del parto” devolviéndole a cada mujer su protagonismo. Protagonismo significa que puede ubicar lo que desde su cuerpo y mente/psique desea, elige y demanda. Demanda de estar acompañada, por ejemplo. El acompañante, que hace lugar a sus reclamos de estar disponible, que masajea su espalda, da el agua que necesita, o simplemente está. Acompañante que la mujer elige para ese momento, la mayor parte de las veces es su pareja, padre del bebé por nacer. Y sabemos de la importancia de la tríada madre-padre e hijo. Se es padre desde el momento de la concepción. Pero también recordemos que ser padre es una construcción psicoafectiva que requiere el compartir y acompañar las diferentes etapas del embarazo y parto. Ese acompañamiento refuerza la responsabilidad e implicación con la que ese acompañante- padre ejerza su función más allá de la biología.
Mientras tanto, el equipo de salud estará allí, atento, en espera, en guardia. Porque no se trata de dejar todo librado al azar, sino de favorecer que sea un acontecimiento espontáneo de nacimiento de vida. Y si surge alguna de las tantas complicaciones que exigen la intervención médica, allí estará, a la altura de la situación, tratando de evitar la morbimortalidad o cualquier noxa que pudiera surgir.

El parto respetado incluye el corte tardío de cordón, cuyos beneficios para el sistema inmunológico del recién nacido son insustituibles, además de prevenir la anemia, y “el contacto precoz, piel con piel (COPAP). Los primeros noventa minutos después del parto son trascendentales para la vida del bebé y su mamá. Es un tiempo único de encuentro, de reconocimiento, con importantes repercusiones en el desarrollo psicológico, emocional y cognitivo del bebé y otros efectos positivos tanto en el corto como en el largo plazo. Favorece la lactancia materna, reduce el estrés del bebé y la ansiedad de la madre, ayudando al acto inaugural del encuentro vincular madre-bebe, disminuye la presencia de síntomas depresivos post parto y fortalece la autoestima de la madre. 
Los tiempos del hijo por nacer poco tienen que ver con los tiempos de los adultos, (equipo médico - parturienta - acompañante) con las presiones, con el apuro, la ansiedad o la inseguridad, tampoco con la comodidad de quienes tienen que asistir. Acompañar y respetar los tiempos biológicos y psicológicos del parto natural tiene un significativo impacto emocional positivo y un importante valor preventivo ya que de ello dependerá, en gran medida, la seguridad, los sentimientos de realización materna, un óptimo desarrollo del recién nacido, y un vínculo temprano saludable madre-hijo.
Tengamos en cuenta que la presión, la invasión generada por luces y ruidos, la circulación de muchas personas, como así también la administración innecesaria de medicación (analgésicos, anestésicos, etc.) interfieren con el natural desarrollo de estos delicados procesos.  La administración de oxitocina sintética bloquea la  liberación materna de endorfinas, por lo tanto, el parto se torna más doloroso y la madre no logra ese descanso y relajación post contracción.
También es importante informar a la embarazada (principalmente cuando insiste en una cesárea que no forma parte de una indicación médica) en que en el paso por el canal del parto el bebe se impregna de todas las bacterias de su madre, las cuales le ayudarán a fortalecer su sistema inmunológico y además logrará arrojar todo el líquido de sus pulmones para lograr una efectiva respiración luego de nacer.
Que el eu-estrés (el buen estrés), que experimenta el bebé en el trabajo de parto, activa sus defensas inmunológicas. Que los nacidos por cesáreas pueden desarrollar enfermedades con la diabetes, asma, alergias y celiaquías.

Recordemos también que los procedimientos de rutina pueden postergarse, si el parto no tuvo complicaciones, no es necesario bañar, medir, pesar, tomar la temperatura ni vacunar al recién nacido durante esos primeros minutos, pero sí es fundante dejar madre e hijo en contacto piel a piel hasta la primera prendida al pecho. 
Sabemos que los partos más intervenidos, y en los que no se le da participación activa a la mujer en las decisiones que se van tomando, suele tener efectos post parto en su inmediata vincularidad con el bebe, debido a sentimientos de culpa, menosprecio y recriminación a sí misma por no haber podido con la situación. 
Es sumamente importante tener en cuenta también la salud mental materna, porque tratamos con una embarazada en su integralidad biopsicosocial, que puede presentar síntomas propios de la vulnerabilidad psíquica que representa el embarazo y parto en el psiquismo. En los casos de mayor vulnerabilidad puede haber síntomas vinculados a DPP (Depresión Post Parto), EPT (Estrés PosTraumático), y en algunos casos puede desencadenarse Psicosis puerperal y TOC. No obstante, los partos traumáticos tienen efectos psicológicos que no suelen ser visibles, pero afectan la condición psicológica de la madre, la relación con el bebé y con su pareja, y más tarde puede afectar la sexualidad y los siguientes embarazos.
Una vez más, insistiremos en la importancia del acompañamiento del equipo de salud y cuando sea necesario el Psicólogo Perinatal durante el embarazo, donde se pueda informar sobre las diferentes formas de parir, la función del acompañante, la posición para parir, uso o no de oxitocina, la necesidad o no de episiotomía, el rol del ambiente, el espacio, la luz, en el proceso del nacimiento, entre otras. Es sabido que un porcentaje muy bajo de parejas gestantes buscan información a través de cursos de Psicoprofilaxis Obstétrica. Y no todos los Obstetras ofrecen la suficiente información. 
Brindar información a la gestante es fundamental para que pueda tomar las decisiones más favorables y autónomas.
Ahora bien, en el contexto de la pandemia COVID 19, en nuestro país, desde el Ministerio de Salud de la Nación, un grupo de expertos conectados con OMS, UNICEF y otras comunidades científicas elaboraron “Recomendaciones para los distintos niveles y áreas de atención” entre las que destacamos las relacionadas con el parto de gestantes COVID 19 ( +). Las más importantes son el uso de los EPP (Elementos de Protección Personal), la gestante COVID 19 (+) compensada  transitará su parto natural, siempre y cuando ella y su  hijo  se mantengan clínicamente estables, (no hay evidencia de transmisión vertical del virus). También recomiendan la permanencia de COPAP (mamá con barbijo quirúrgico) hasta la prendida a pecho, y ligadura tardía del cordón umbilical. También recomiendan priorizar, durante todo el proceso del nacimiento la presencia del acompañante elegido por la madre, quien deberá ser una persona sana,  (quedan exceptuadas las mayores de 60 años y quienes  tienen  factores de riesgo). Por último, y no por eso menos importante, no se recomienda el baño del recién nacido. 
Entonces, dado que todas las recomendaciones aun en tiempos de pandemia, coinciden en los mismos aspectos, podemos afirmar la importancia de recordar-nos que cuando la gestante dice:
“MI DECISION DEBE SER RESPETADA”, NO ES UNA IMPOSICION CAPRICHOSA. SERÁ LA DECISION RESPONSABLE Y AUTONOMA QUE TOMA LUEGO DE CONOCER TODAS LAS ALTERNATIVAS QUE SE PRESENTAN COMO OPCIONES. 

AUTORES: Dra. Alicia Pedrón. Médica Neonatóloga. Magister en salud materno infantil.
     Lic. Mirtha Moldovan. Psicóloga Clínica. Psicoperinatóloga. Docente UBA
     Dr. Héctor G. Lodeiro Martinez. Médico Obstetra, Perinatólogo y Homeópata 
ADHIERE: COMISIÓN DE PSICOPERINATOLOGÍA ASAPER